Certificado Energético: ¿Duros a cuatro pesetas?

Al ser éste un país de pícaros, a nadie le extraña que incluso antes de que fuera obligatorio para todas las casas que se vendan o alquilen disponer de un certificado energético, surgieran empresas y profesionales que ofrecían sus servicios a precios sensiblemente más bajos de los que se marcaron como más probables, si bien en esta materia existe libertad de tarifas. Sí sorprende “lo rápido que se ha producido ese cierto mercadeo del certificado energético”, admiten algunos profesionales.

En principio, “una rebaja generalizada de precios no es mala en sí misma”, admite el director del Instituto para la Diversificacion y Ahorro de la Energía del Ministerio de Industria (IDAE), Fidel Pérez Montes; el problema es si esa rebaja de tarifas va acompañada de prácticas cuanto menos sospechosas.

Así, por ejemplonoticia cinco días, el Colegio de Aparejadores de Madrid ha detectado algunos anuncios publicitarios que garantizan la máxima calificación (A) si se contrata la certificación energética con la empresa anunciante. “Algo que convierte el certificado en una mera trivialidad cuando se trata de una iniciativa crucial si queremos reducir las emisiones contaminantes y lograr viviendas y edificios más eficientes”, asegura Jesús Paños, presidente de dicha organización colegial.

Otras prácticas que comienzan a convertirse en habituales son las que consisten en ofrecer realizar la certificación del inmueble a distancia. “Eso no se puede aceptar de ninguna manera”, afirma José Antonio Galdón, presidente del Consejo General de la Ingeniería Técnica, quien explica que el propio real decreto que regula la certificación exige la visita al inmueble del profesional capacitado y previamente autorizado (recuerden que no todos tienen potestad para realizar esta clase de estudios).

Entre 200 y 300 euros

También se han producido visitas de determinadas empresas a comunidades de vecinos que ofertan precios mucho más bajos si proceden a realizar la certificación de todas y cada una de las casas que componen la finca, frente a la tarifa que aplicarían si solo emiten el certificado para una minoría. “En este caso, la diferencia de precios es lógica porque la fachada es común a todas las casas de un mismo edificio, los cerramientos, el aislamiento acústico, se pueden ahorrar algunos costes”, admite Galdón.

Sin embargo, el presidente del Consejo General de la Ingeniería incide en que para una sola vivienda, “yo desconfiaría de quien oferte el certificado por 80 euros, ya que solo el desplazamiento del profesional, la toma de medidas y los cálculos que debe efectuar superan ese coste. Las tarifas con las que se está trabajando entre los 200 y 300 euros por vivienda”. Caro o barato, el Gobierno insiste en que el certificado debe ir firmado por un profesional acreditado, con seguro de responsabilidad civil. Además, llevará a cabo inspecciones y sancionará a quienes incumplan la normativa.

Fuente: cincodias.com (26/06/2013)

Como aislar termicamente una cubierta plana

Mejorar la capacidad de aislamiento de la envolvente de un edificio puede suponer reducir la demanda energética del mismo hasta en un 60%. Además de la importancia de una buena solución para las fachadas, tenemos que tener en cuenta el calor que puede llegar a transmitir una terraza o cubierta plana mal aislada. Las pérdidas energéticas de un edificio por las cubiertas pueden alcanzar un 30% del total.

pérdidas de calorEn el vídeo podemos ver una manera rápida y sencilla de potenciar la resistencia térmica de una cubierta. La solución adoptada consistente en cubrir la superficie exterior con planchas de poliestireno extruido y una capa de protección de mortero de cemento.

Una solución rápida, económica y, sobretodo, eficiente.

Por último, quiero resaltar que antes de lanzarse a ejecutar nada, hay que hacer un estudio para calcular, según las necesidades del edificio, el material de aislamiento que más conviene y su espesor para asegurarse de que la inversión necesaria tendrá los resultados esperados.

Calcula cuanta agua puedes ahorrar en tu casa

El INEGA (Instituto Enerxético de Galicia), ha desarrollado una herramienta muy sencilla e intuitiva, mediante la cual podemos analizar el consumo de agua de nuestra vivienda y el ahorro en litros y en euros que obtendremos poniendo en práctica algunos consejos para optimizar su uso.

El enlace es el siguiente http://www.apps.inega.es/simuladores/auga.html

La aplicación se desarrolla en 4 pasos muy sencillos.

En el primer paso analiza cada elemento de consumo de agua de un baño común.

paso 1

Haciendo click en cada aparato, nos explica una serie de consejos para mejorar la eficiencia en el consumo del agua. Como son:

  • Uso de grifos termostáticos.
  • Uso preferente de ducha en lugar de bañera.
  • Instalación de perlizadores en grifos.
  • Uso de cisternas con descarga parcial.

En el segundo paso, se permite al usuario introducir sus hábitos de consumo de agua, obteniendo los litros de agua consumidos por día. Pulsando un botón, nos muestra graficamente como conseguimos reducir el consumo diario de agua, poniendo en práctica los consejos propuestos en el primer paso. También nos indica el ahorro anual en consumo eléctrico, en euros y en emisiones de CO2 a la atmófera.

Paso 2

En los pasos 3 y 4, la aplicación calcula cómo influirían estas acciones de ahorro en el consumo de agua si las pusiesemos en funcionamiento globalmente en todos los hogares de Galicia y España.

Pasos 3 y 4

Me parece que esta aplicación es muy útil por su sencillez y por la capacidad de hacer ver el ahorro que supone poner en práctica 4 medidas muy sencillas. Os ánimo a que le dediquéis unos minutos para comprobar la incidencia que tendría en vuestros consumos de agua y, por supuesto, a que lo pongáis en práctica!!!

Buenas prácticas en refrigeración

Pese a que en la actualidad, la refrigeración sólo representa el 1% del consumo doméstico a nivel nacional, esta proporción crece de forma más rápida que cualquier otro servicio y puede suponer en torno al 15% del consumo en los hogares que disponen de tal. Por ello, es muy conveniente emplear estos sistemas de forma racional.

  • No ajustar el termostato a una temperatura más fría de lo normal cuando se enciendan los equipos de aire acondicionado. Esto no hará que la casa se enfríe más rápido y podría causar un enfriamiento excesivo y, por lo tanto, un gasto innecesario.
  • No colocar lámparas o televisores cerca del termostato del aire acondicionado. El termostato detecta el calor de estos aparatos, lo que puede hacer que el aire acondicionado funcione más tiempo del necesario.
  • Plantar árboles o arbustos para darles sombra a las unidades de aire acondicionado, pero que no bloqueen el flujo de aire. Colocar el aire acondicionado del cuarto en el lado norte de la casa. Una unidad que opera a la sombra utiliza casi el 10% menos de electricidad que una unidad similar.
  • Ajustar el termostato a una temperatura alta, pero lo más cómoda posible, durante el verano. Cuanto menor sea la diferencia entre la temperatura en el termostato y la temperatura del exterior, mejor resultará el rendimiento final del sistema. Se debe tener en cuenta que aislar y sellar las fugas de aire ayudará a utilizar mejor la energía en la época de verano porque mantiene el aire frío en el interior de la casa.

Al igual que se ha comentado en el apartado de calefacción, existen los mismos factores que influyen en el ahorro de energía en los equipos de aire acondicionado, desde el aislamiento hasta el correcto uso de los equipos. A continuación se presentan algunas recomendaciones para aumentar el rendimiento de las instalaciones y conseguir un ahorro económico.

Las recomendación desde el punto de vista constructivo son semejantes a las mencionadas para la calefacción, y es muy importante el aislamiento para reducir la entrada de aire caliente lo que permite ahorros de hasta un 30%. Otras prevenciones que se pueden llevar a cabo con los sistemas de aire acondicionado son:

  • La utilización de protecciones solares como persianas, toldos o cortinas, son un buen sistema para reducir la ganancia solar en verano. Existen diferentes tipos de protecciones, y es más adecuado un tipo u otro en función de la orientación.
  • Si la orientación es sur las más adecuadas son las protecciones solares fijas o semifijas, mientras que para oeste o noreste se recomienda el uso de protecciones solares con lamas horizontales o verticales móviles. Para la orientación este u oeste se recomiendan protecciones móviles.
  • En los edificios y locales con fachadas ventiladas de cristal o que presenten muchas zonas acristaladas, se pueden utilizar vidrios polarizados o colocar películas reflectoras que reducen la transmisión de calor y dejan pasar la luz necesaria, proporcionando ahorros de un 20% del gasto de aire acondicionado.
  • Es interesante aprovechar sistemas de aportación de climatización natural: los sistemas de pulverización de agua en plantas colocadas en el interior del edificio pueden considerarse como sistema para producir refrigeración (mejor si va acompañado de un sistema de ventilación). Las plantas en el interior de los edificios crean microclimas que pueden resultar adecuados para la refrigeración y aireación del edificio.
  • Los colores claros en techos y paredes exteriores reflejan el sol y evitan el calentamiento de los espacios interiores.
  • Aislar adecuadamente los conductos.

También se pueden hacer recomendaciones desde el punto de vista de la utilización de los sistemas:

  • Parcialización de la producción de frío para que la producción de este se adapte al perfil de la demanda.
  • La zonificación es un requisito indispensable, ya que han de refrigerarse sólo los locales y zonas que estén siendo ocupadas.
  • Es importante mantener en todo momento las condiciones ambientales de cada zona en los valores de confort.
  • Deben elegirse equipos acondicionados de alta eficiencia energética, es decir, aquellos equipos que con el mismo nivel de prestaciones lleguen a consumir hasta un 50% menos de energía que otros y según las necesidades de la zona donde se van a ubicar.
  • El equipo exterior del aire acondicionado debe estar situado en una zona con buena circulación de aire y protegido de los rayos del sol.
  • Regular la temperatura de cada una de las estancias mediante termostatos. Debe evitarse que éstos se encuentren próximos a las fuentes de calor.
  • En aquellas salas en las que conjuntamente estén instaladas las unidades de calefacción y aire acondicionado, sus ajustes deben estar calibrados para evitar que funcionen simultáneamente. Se deben ajustar los termostatos en 25 ºC o más para el enfriamiento y entre 20 ºC y 22 ºC o inferior para la calefacción.
  • Para evitar conflictos en el funcionamiento, las unidades en la misma zona tienen que ajustarse al mismo modo de operación (o calefacción o enfriamiento).
  • En relación con lo anterior, no es conveniente regular el termostato por debajo de los 25 ºC, ya que no es confortable y supone un gasto de energía innecesario, ya que por cada grado menos de temperatura, el consumo energético aumenta entre un 5% y un 7%. Por lo que se aconseja fijar una temperatura de confort de alrededor de 25 ºC según el tipo de actividad y necesidades para el verano.
  • Por otra parte, una diferencia de temperatura con el exterior de más de 12 ºC, no es saludable.
  • Apagar los equipos de aire acondicionado cuando las dependencias queden vacías.
  • Es recomendable repartir correctamente el frío, evitando corrientes de aire muy frías y otras demasiado calientes.

En cuanto a la elección de sistemas nuevos, se debe tener en cuenta lo siguiente:

  • Instalación de sistemas evaporativos: este tipo de sistemas mejoran la ventilación y suponen una alternativa razonable a la utilización del aire acondicionado. Consisten en paneles que hacen pasar el aire a través de una corriente de agua, lo que además de reducir la temperatura (se puede llegar incluso a 7 ºC), también incrementan el grado de humedad. Este sistema es adecuado en aquellos locales en los que el techo tenga salida directa al exterior, y en climas calurosos y secos, ya que el aire exterior será relativamente seco.
  • Instalación de cortinas de aire en las entradas/salidas del local: se trata de elementos que, colocados en la parte superior de las puertas, proyectan una corriente de aire hacia abajo que ocupa toda la abertura, y crean una barrera de forma que impide la entrada de aire exterior y la salida del aire climatizado. Dado que toda puerta que comunique una zona climatizada con otra que no lo está favorece el intercambio de temperatura entre el exterior y el interior, este tipo de dispositivos consiguen la reducción de este intercambio, y evitan el consumo de energía necesario para contrarrestar las pérdidas producidas por el mencionado intercambio.

Al igual que ocurre con los aparatos de calefacción, es necesario realizar un mantenimiento preventivo de los elementos que componen las instalaciones de aire acondicionado para que éstas funcionen adecuadamente y con el menor consumo de energía posible.

Fuente: Escuela de Organización Industrial (E.O.I.)

Reutilizando la energía: Recuperadores de calor

Los recuperadores de calor son aparatos de ventilación cuya función es extraer el aire viciado del interior de recintos, viviendas, oficinas, instalaciones comerciales, instalaciones deportivas, etc. y sustituirlo por aire limpio impulsado del exterior, aprovechando las propiedades higrotérmicas (temperatura y humedad) del aire que extraemos del local e intercambiarlas con el aire que impulsamos. En definitiva, nos beneficiamos de las propiedades térmicas del aire de impulsión a la vez que ventilamos adecuadamente el local.

En el siguiente gráfico se representa un sistema de ventilación clásico con un circuito de impulsión y un circuito de extracción dónde no hay transferencia de calor o humedad.

Sin títuloEl aire viciado es expulsado directamente al exterior y junto a él se va la energía calorífica que contiene gracias a los sistemas de tratamiento de aire y calefacción.

En un sistema de ventilación con recuperador de calor, el aire viciado, antes de ser expulsado, se hace pasar por un intercambiador de calor en el cual cede gran parte de su energía al aire fresco que introducimos. En este proceso de intercambio no hay mezcla entre el aire del exterior y el aire del interior, evitando así cualquier tipo de contaminación y la consecuente perdida de calidad en el aire. Lo podemos ver en el siguiente esquema:

Sin título2

Veamos un ejemplo de la eficacia en el uso de un recuperador de calor con un rendimiento del 94%:

Sin título2Tenemos en el interior de la vivienda una temperatura en el aire de 21ºC y en el exterior de 2ºC.

Si no usamos un recuperador de calor, estamos expulsando, al ventilar, toda la energía consumida en calefactar la vivienda por las ventanas y los extractores, e introduciendo aire fresco a 2ºC.

Por contra, usando el recuperador de calor, transferimos gran parte del calor del aire viciado al aire nuevo, introduciéndose éste último a una temperatura de 20ºC, lo cual reduce al mínimo el gasto energético necesario para mantener la temperatura interior en los 21ºC iniciales.

Como siempre, en estos casos es necesario realizar una importante inversión inicial. Si bien es también cierto que dicha inversión será amortizada con creces con el paso del tiempo gracias a la importante bajada que veremos en las facturas eléctricas, de gasoil, de gas natural… Además del valor añadido que adquiere el inmueble en el mismo instante de acometer la instalación.

Sin título3Esquema de instalación en un bloque de viviendas

 

Vídeo explicativo del fabricante Soler&Palau

Benefíciate del IVA reducido del 10% en Rehabilitación

Aquellas personas que realicen obras de rehabilitación y obras de renovación y reparación de edificios o partes de los mismos destinados a viviendas, podrán beneficiarse de un tipo de IVA reducido al 10%, siempre que cumplan requisitos para ello.

En general, las obras en un edificio o vivienda están sujetas al tipo general de IVA del 21%. No obstante, a las obras de rehabilitación y las obras de renovación y reparación que cumplan los requisitos previstos para ello se les aplicará el tipo de IVA reducido del 10%.

OBRAS DE REHABILITACIÓN

Podrán beneficiarse del tipo de IVA reducido del 10% cuando se cumplan los siguientes requisitos:

  • Coste: que el coste total de las obras a que se refiera el proyecto sea mayor que el valor de mercado que tuviera la edificación o parte de la misma en el momento del inicio de las mismas, descontado el precio de adquisición o del valor de mercado de la edificación la parte proporcional correspondiente al suelo, o del 25% del precio de adquisición de la edificación si ésta se hubiese efectuado durante los 2 años inmediatamente anteriores al inicio de las obras de rehabilitación.
  • Obras: que más del 50% del coste total del proyecto de rehabilitación se destine a obras de consolidación o tratamiento de elementos estructurales, fachadas o cubiertas o a obras análogas o conexas a las de rehabilitación.

farodevigo2

Obras de rehabilitación para las que se puede aplicar el tipo reducido de IVA:

Obras de rehabilitación

  • Consolidación o tratamiento de elementos estructurales, fachadas o cubiertas.

Obras análogas a las de rehabilitación

  • Adecuación estructural que proporcione a la edificación condiciones de seguridad constructiva, de forma que quede garantizada su estabilidad y resistencia mecánica.
  • Refuerzo o adecuación de la cimentación, así como las que afecten o consistan en el tratamiento de pilares o forjados.
  • Ampliación de la superficie construida, sobre y bajo rasante.
  • Reconstrucción de fachadas y patios interiores.
  • Instalación de elementos elevadores, incluidos los destinados a salvar barreras arquitectónicas para su uso por discapacitados, como los ascensores.

Obras conexas a las de rehabilitación

Para poder aplicar el tipo reducido deben cumplir lo siguiente:

  1. Han de estar vinculadas de forma indisociable a las obras de consolidación o tratamiento de elementos estructurales, fachadas o cubiertas y, en su caso, de las obras análogas a éstas y que no consistan en el mero acabado u ornato de la edificación, ni en el simple mantenimiento o pintura de la fachada.
  2. Su coste total ha de ser inferior al de las obras de consolidación o tratamiento de elementos estructurales, fachadas o cubiertas y, en su caso, de las obras análogas a éstas.

A obras conexas a las de rehabilitación se refieren:

  • Albañilería, fontanería y carpintería.
  • Mejora y adecuación de cerramientos, instalaciones eléctricas, agua y climatización y protección contra incendios.
  • Rehabilitación energética, tales como:
    • Mejora del comportamiento energético de las edificaciones reduciendo su demanda energética.
    • Aumento del rendimiento de los sistemas e instalaciones térmicas.
    • Incorporación de los equipos que utilicen fuentes de energía renovabls.

OBRAS DE REPARACIÓN Y RENOVACIÓN

 Para poder aplicar el tipo reducido en las obras de reparación y renovación se deben cumplir los siguientes requisitos:

  • Destinatarios: comunidades de propietarios o personas físicas, siempre que no actúen como empresarios o profesionales y utilicen la vivienda a la que se refieren las obras para su uso particular.
  • Inmueble: que la construcción o rehabilitación de la vivienda o edificio a los que se refieren las obras hayan concluido al menos 2 años antes del inicio de las obras con derecho al tipo de IVA reducido.
  • Materiales: que la persona que realice las obras no aporte materiales para su ejecución o, en el caso de que los aporte, su coste no exceda del 40% de la base imponible de la operación.

Fuente: Portal Vivienda de la Comunidad de Madrid

certificacion-energetica-arquitectura

¿Cómo conseguir el certificado de eficiencia energética?

Para conseguir el certificado de eficiencia energética de tu vivienda o local comercial, lo primero que tienes que hacer es ponerte en contacto conmigo. Tienes varias opciones para hacerlo.

  • Rellena el formulario de solicitud de presupuesto que encontrarás pinchando AQUÍ. Tendrás tu presupuesto personalizado en menos de una hora.
  • También puedes llamarme o enviarme un correo electrónico. Puedes consultar mis datos en la PÁGINA DE CONTACTO

Después de que aceptes el presupuesto, concertaremos una cita para poder visitar el inmueble y poder hacer la toma de datos, realizar un croquis y tomar medidas de las estancias, revisar los materiales de la fachada y cerramientos e inspeccionar las instalaciones de calefacción y climatización.

La visita se realizará tan pronto como quieras. Si puede hacerse en el mismo día, mucho mejor, y no te molestaré más de media hora.

Una vez se ha hecho la visita, llega la hora de ponerse a trabajar en el estudio. Con los datos obtenidos y a través de la aplicación informática oficial elaboraré el certificado para conocer la calificación energética del inmueble. Se genera el informe de certificación de eficiencia energética asociado a una letra de la “A a la G” que indica el grado de consumo del inmueble.

Por último, procederé a pagar las tasas correspondientes en el banco y te tramitaré el registro del documento en la Consellería de Economía e Industria de la Xunta de Galicia.

No te preocupes. Yo me encargo de tramitarte el registro del certificado en la Xunta y de ir al banco a pagar las tasas.

El día después de haber realizado la visita, recibirás mi llamada para avisarte de que tu certificado de eficiencia energética ya esta listo y te lo acercaré a donde mejor te venga. Junto a él, te haré entrega de la etiqueta energética, el justificante de haber registrado el certificado en la Xunta y el justificante del pago de las tasas.

En resumen:
  • En una hora tendrás el presupuesto dispondrás de tu certificado de eficiencia energética
  • El mismo día se realizará la visita si te viene bien.
  • Al día siguiente tu certificado de eficiencia energética estará listo y te lo entregaré en donde quieras.
Etiqueta energética

Ejemplo de Etiqueta energética