Reutilizando la energía: Recuperadores de calor

Los recuperadores de calor son aparatos de ventilación cuya función es extraer el aire viciado del interior de recintos, viviendas, oficinas, instalaciones comerciales, instalaciones deportivas, etc. y sustituirlo por aire limpio impulsado del exterior, aprovechando las propiedades higrotérmicas (temperatura y humedad) del aire que extraemos del local e intercambiarlas con el aire que impulsamos. En definitiva, nos beneficiamos de las propiedades térmicas del aire de impulsión a la vez que ventilamos adecuadamente el local.

En el siguiente gráfico se representa un sistema de ventilación clásico con un circuito de impulsión y un circuito de extracción dónde no hay transferencia de calor o humedad.

Sin títuloEl aire viciado es expulsado directamente al exterior y junto a él se va la energía calorífica que contiene gracias a los sistemas de tratamiento de aire y calefacción.

En un sistema de ventilación con recuperador de calor, el aire viciado, antes de ser expulsado, se hace pasar por un intercambiador de calor en el cual cede gran parte de su energía al aire fresco que introducimos. En este proceso de intercambio no hay mezcla entre el aire del exterior y el aire del interior, evitando así cualquier tipo de contaminación y la consecuente perdida de calidad en el aire. Lo podemos ver en el siguiente esquema:

Sin título2

Veamos un ejemplo de la eficacia en el uso de un recuperador de calor con un rendimiento del 94%:

Sin título2Tenemos en el interior de la vivienda una temperatura en el aire de 21ºC y en el exterior de 2ºC.

Si no usamos un recuperador de calor, estamos expulsando, al ventilar, toda la energía consumida en calefactar la vivienda por las ventanas y los extractores, e introduciendo aire fresco a 2ºC.

Por contra, usando el recuperador de calor, transferimos gran parte del calor del aire viciado al aire nuevo, introduciéndose éste último a una temperatura de 20ºC, lo cual reduce al mínimo el gasto energético necesario para mantener la temperatura interior en los 21ºC iniciales.

Como siempre, en estos casos es necesario realizar una importante inversión inicial. Si bien es también cierto que dicha inversión será amortizada con creces con el paso del tiempo gracias a la importante bajada que veremos en las facturas eléctricas, de gasoil, de gas natural… Además del valor añadido que adquiere el inmueble en el mismo instante de acometer la instalación.

Sin título3Esquema de instalación en un bloque de viviendas

 

Vídeo explicativo del fabricante Soler&Palau

Benefíciate del IVA reducido del 10% en Rehabilitación

Aquellas personas que realicen obras de rehabilitación y obras de renovación y reparación de edificios o partes de los mismos destinados a viviendas, podrán beneficiarse de un tipo de IVA reducido al 10%, siempre que cumplan requisitos para ello.

En general, las obras en un edificio o vivienda están sujetas al tipo general de IVA del 21%. No obstante, a las obras de rehabilitación y las obras de renovación y reparación que cumplan los requisitos previstos para ello se les aplicará el tipo de IVA reducido del 10%.

OBRAS DE REHABILITACIÓN

Podrán beneficiarse del tipo de IVA reducido del 10% cuando se cumplan los siguientes requisitos:

  • Coste: que el coste total de las obras a que se refiera el proyecto sea mayor que el valor de mercado que tuviera la edificación o parte de la misma en el momento del inicio de las mismas, descontado el precio de adquisición o del valor de mercado de la edificación la parte proporcional correspondiente al suelo, o del 25% del precio de adquisición de la edificación si ésta se hubiese efectuado durante los 2 años inmediatamente anteriores al inicio de las obras de rehabilitación.
  • Obras: que más del 50% del coste total del proyecto de rehabilitación se destine a obras de consolidación o tratamiento de elementos estructurales, fachadas o cubiertas o a obras análogas o conexas a las de rehabilitación.

farodevigo2

Obras de rehabilitación para las que se puede aplicar el tipo reducido de IVA:

Obras de rehabilitación

  • Consolidación o tratamiento de elementos estructurales, fachadas o cubiertas.

Obras análogas a las de rehabilitación

  • Adecuación estructural que proporcione a la edificación condiciones de seguridad constructiva, de forma que quede garantizada su estabilidad y resistencia mecánica.
  • Refuerzo o adecuación de la cimentación, así como las que afecten o consistan en el tratamiento de pilares o forjados.
  • Ampliación de la superficie construida, sobre y bajo rasante.
  • Reconstrucción de fachadas y patios interiores.
  • Instalación de elementos elevadores, incluidos los destinados a salvar barreras arquitectónicas para su uso por discapacitados, como los ascensores.

Obras conexas a las de rehabilitación

Para poder aplicar el tipo reducido deben cumplir lo siguiente:

  1. Han de estar vinculadas de forma indisociable a las obras de consolidación o tratamiento de elementos estructurales, fachadas o cubiertas y, en su caso, de las obras análogas a éstas y que no consistan en el mero acabado u ornato de la edificación, ni en el simple mantenimiento o pintura de la fachada.
  2. Su coste total ha de ser inferior al de las obras de consolidación o tratamiento de elementos estructurales, fachadas o cubiertas y, en su caso, de las obras análogas a éstas.

A obras conexas a las de rehabilitación se refieren:

  • Albañilería, fontanería y carpintería.
  • Mejora y adecuación de cerramientos, instalaciones eléctricas, agua y climatización y protección contra incendios.
  • Rehabilitación energética, tales como:
    • Mejora del comportamiento energético de las edificaciones reduciendo su demanda energética.
    • Aumento del rendimiento de los sistemas e instalaciones térmicas.
    • Incorporación de los equipos que utilicen fuentes de energía renovabls.

OBRAS DE REPARACIÓN Y RENOVACIÓN

 Para poder aplicar el tipo reducido en las obras de reparación y renovación se deben cumplir los siguientes requisitos:

  • Destinatarios: comunidades de propietarios o personas físicas, siempre que no actúen como empresarios o profesionales y utilicen la vivienda a la que se refieren las obras para su uso particular.
  • Inmueble: que la construcción o rehabilitación de la vivienda o edificio a los que se refieren las obras hayan concluido al menos 2 años antes del inicio de las obras con derecho al tipo de IVA reducido.
  • Materiales: que la persona que realice las obras no aporte materiales para su ejecución o, en el caso de que los aporte, su coste no exceda del 40% de la base imponible de la operación.

Fuente: Portal Vivienda de la Comunidad de Madrid

certificacion-energetica-arquitectura

¿Cómo conseguir el certificado de eficiencia energética?

Para conseguir el certificado de eficiencia energética de tu vivienda o local comercial, lo primero que tienes que hacer es ponerte en contacto conmigo. Tienes varias opciones para hacerlo.

  • Rellena el formulario de solicitud de presupuesto que encontrarás pinchando AQUÍ. Tendrás tu presupuesto personalizado en menos de una hora.
  • También puedes llamarme o enviarme un correo electrónico. Puedes consultar mis datos en la PÁGINA DE CONTACTO

Después de que aceptes el presupuesto, concertaremos una cita para poder visitar el inmueble y poder hacer la toma de datos, realizar un croquis y tomar medidas de las estancias, revisar los materiales de la fachada y cerramientos e inspeccionar las instalaciones de calefacción y climatización.

La visita se realizará tan pronto como quieras. Si puede hacerse en el mismo día, mucho mejor, y no te molestaré más de media hora.

Una vez se ha hecho la visita, llega la hora de ponerse a trabajar en el estudio. Con los datos obtenidos y a través de la aplicación informática oficial elaboraré el certificado para conocer la calificación energética del inmueble. Se genera el informe de certificación de eficiencia energética asociado a una letra de la “A a la G” que indica el grado de consumo del inmueble.

Por último, procederé a pagar las tasas correspondientes en el banco y te tramitaré el registro del documento en la Consellería de Economía e Industria de la Xunta de Galicia.

No te preocupes. Yo me encargo de tramitarte el registro del certificado en la Xunta y de ir al banco a pagar las tasas.

El día después de haber realizado la visita, recibirás mi llamada para avisarte de que tu certificado de eficiencia energética ya esta listo y te lo acercaré a donde mejor te venga. Junto a él, te haré entrega de la etiqueta energética, el justificante de haber registrado el certificado en la Xunta y el justificante del pago de las tasas.

En resumen:
  • En una hora tendrás el presupuesto dispondrás de tu certificado de eficiencia energética
  • El mismo día se realizará la visita si te viene bien.
  • Al día siguiente tu certificado de eficiencia energética estará listo y te lo entregaré en donde quieras.
Etiqueta energética

Ejemplo de Etiqueta energética